¿Por qué las empresas de Gran Consumo no optimizan las rutas de sus comerciales?

Es difícil encontrar una empresa de Gran Consumo que visite regularmente los puntos de venta y no disponga de un sistema de control y gestión de la actividad en los PdV. Ya sean mediante equipos propios o a través de equipos externalizados, lo habitual, es disponer de una solución que nos ayude a conocer nuestra situación en las tiendas: presencia, fueras de stock, precios, etc y la actividad promocional que tenemos.

Las empresas dotan a sus equipos de PdV de herramientas (Tablets, smartphones) con un software que les permite mejorar su gestión y control del punto de venta, pero, sin embargo, la gran mayoría de empresas no tienen optimizado el proceso de definición de las rutas diarias, es decir, qué tiendas visito cada día, con qué frecuencia y en qué orden. En muchas ocasiones se limitan a definir las tiendas que conformaran el parque de puntos de venta a visitar y nada más. Con el argumento de que el trabajo de un GPV es muy cambiante y no se puede encorsetar bajo un sistema de rutas diarias, se prefiere dar la libertad y flexibilidad para que sea el GPV el que, a partir de su parque de tiendas se organice el día a día, según su criterio. El resultado al final del mes suele ser: tiendas sobre-visitadas, tiendas que no se han visitado nunca y rutas mal organizadas (más km y más tiempo del necesario). Los motivos por los cuales unas tiendas se visitan y otras no, quedan en manos del GPV y suelen estar relacionados con la distancia (demasiado lejos), la simpatía/antipatía del encargado y la facilidad o dificultad de hacer “cosas” en dichos puntos de venta.

Esta “delegación” que hacen las empresas en el gpv para que sea él quien organice las rutas según su criterio, genera ineficiencias evidentes:

– Sobrecostes en kilometraje.

– Baja productividad por una mala gestión del tiempo (desplazamientos inadecuados).

– Perdida de oportunidades de negocio en pdv que no se visitan.

Sin embargo, las soluciones para la gestión del punto de venta que hay en el mercado, no optimizan las rutas, es decir no te indican qué visitas has de hacer cada día ni en qué orden has de hacerlas para cumplir las visitar a realizar: tiendas y frecuencia. Esto es así porque optimizar rutas requiere de algoritmos complejos y específicos para ello.

Actualmente, si una empresa quiere optimizar las rutas, puede seleccionar un software de entre las diferentes ofertas que hay en el mercado, pero la mayoría de ellos están pensados para empresas de logística, paquetería o equipos comerciales que tienen un sistema de rutas muy dinámicos y que cambian muy frecuentemente, a diario o casi a diario. Son soluciones pensadas para un uso muy intensivo de las mismas, muy potentes, complejas de utilizar y ligadas a licencias mensuales por usuarios. Por ello dichas soluciones no se ajustan exactamente a los requerimientos de un equipo de comerciales o gpvs que tienen una ruta relativamente estable de puntos de venta a visitar.

En xpuntocero, ofrecemos a las empresas que tienen esta necesidad, un servicio de optimización de rutas externo, es decir, el cliente nos proporciona la información necesaria: tiendas a visitar, frecuencia de visita, punto de salida, duración media de la visita y nosotros le devolvemos las diferentes rutas optimizadas para cada uno de los comerciales en un archivo integrable en su propio Sistema de Gestión De Punto de Venta. El coste es exclusivamente por uso y no requiere la compra de licencias de uso.